Publicado el

Reivindicar el papel de la mujer en nuestra sociedad

El documental En busca de las mujeres chefs se presentó en el Foro Parabere, que se celebró en Barcelona en el mes de marzo. El Foro Parabere es una plataforma internacional independiente que da la palabra a las mujeres en el universo de la gastronomía. Es precisamente en aquel encuentro que se dieron algunas cifras sobre las mujeres en la gastronomía internacional a partir de un estudio hecho por esta organización. Según este estudio, el 80% de mujeres cocinan en su casa y el 52% se han formado en escuelas de cocina. Aun así, una vez dentro del restaurante, sólo un 5% de mujeres ocupan los cargos de chef, sólo el 18% de las mujeres son propietarias de un restaurante y hay un 28% de diferencia salarial entre un hombre y una mujer en el sector, de media.

En el documental se dan pocos datos, pero hay algunos son reveladores. En relación con los restaurantes del mundo con estrellas Michelin: hay 2650 chefs que las tienen, de los cuales menos del 5% son mujeres y sólo cinco a lo largo de todo un siglo han conseguido la calificación máxima de tres estrellas (dos en Italia, una en Cataluña, una en el País Vasco y una en Francia).

Una cocina para transformar el mundo

El documental En busca de las mujeres chefs toca un montón de temas referentes a las mujeres y la restauración. También tiene el valor que no entrevista sólo a las chefs internacionales más reconocidas y estrelladas como Anne-Sophie Pico y Elena Arzak (a pesar de que es citada, echamos de menos Carme Ruscalleda), también se pasea por ciudades de cuatro continentes, mostrando una restauración variada, incluso la cocina de calle aparece, dando voz a estudiantes, a sommeliers y a cocineras con proyectos sociales que convierten la gastronomía en motor de transformación social.

La cineasta Vérane Frédiani presenta el conjunto de cocineras del documental como mujeres dinámicas, curiosas, con inventiva, emprendedoras con determinación al frente de equipos de hombres, activistas, comprometidas con la igualdad y el desarrollo sostenible. Y asegura: estas profesionales reinventan la alta cocina con una nueva receta. ¿Cuáles son los ingredientes?

El documental, de entrada, demuestra la invisibilidad de las mujeres chefs en los medios y la responsabilidad que tienen los medios sobre esta invisibilidad. Las chefs dicen que no es que no tenga que mujeres sino que los periodistas no han hecho su trabajo, que es buscarlas. Y a partir de aquí los temas se suceden: como las chefs buscan referentes otras mujeres chef (los necesitan), a la vez que la manera de moverse y vivir la cocina es bastante diferente de la de los hombres. Un momento bonito lo encontramos cuando la chef Anne-Sophie Pico (tres estrellas Michelin) habla de que quiere decir cocinar, crear un plato, de donde le venden las influencias culinarias (nacen de muy jovencita, a través de las dos abuelas), dice que no le preocupa fracasar ante los colegas y llega a la conclusión que ella es muy intuitiva, que esta característica esencial es muy femenina, pero también esgotadora.

El empoderamiento necesario

Los pocos hombres que hablan en el documental son muy beligerantes contra las mujeres. Las acusan de no trabajar en red con naturalidad y que esto es precisamente lo que hacen los hombres, elemento imprescindible para llegar al poder, a tener influencia. Y se muestra que la ambición se concibe diferente si se trata de mujeres o de hombres en la gastronomía.

También a través de la sommelier argentina Paz Levinson, una de las cuatro mejores sommeliers del mundo, que ha abierto su propio restaurante en París, se habla de la costumbre de ofrecer la carta y llevarle la nota al hombre y no a la mujer. Son muchos los clichés machistas alrededor de una mesa, que fomentan la desigualdad y dan el poder al hombre. Y costarán de cambiar, como evidencian los argumentos groseros y machistas que esgrime el presidente de los sommeliers franceses.

Después de ver el documental, el grupo de mujeres abrió un debate, completo, complejo, donde se desgranaron y ampliaron aspectos mostrados en el documental, y otros, que fueron confeccionando un retrato social de aspectos a afrontar, de prejuicios también en relación al concepto ‘feminismo’.