Publicado el

Continúa la polémica entre Uber y taxistas

Precisamente el día que Uber volvía a operar en Barcelona, el vicepresidente de Movilidad y Transporte de la AMB, Antoni Poveda, ha anunciado que la AMB, que tiene entre sus competencias el transporte de viajeros, prepara un nuevo reglamento que se podría aprobar el próximo mes para impedir que lo puedan seguir haciendo. La norma prevé que todo el servicio de transporte de pasajeros tendrá que tener el permiso de la AMB para operar y Poveda ya ha avanzado que no se otorgarán más licencias.

Es decir, la AMB dará licencias a los 10.600 taxis que hay en Barcelona y la negará a los vehículos de Uber por mucho que dispongan de la licencia VTC. ‘En estos momentos con el servicio de taxi la demanda está cubierta y sóm partidarios de no dar más licencias por servicios complementarios’, ha asegurado. Un golpe entre en vigor la norma, los vehículos que sigue operando serán sancionados en base a la legislación vigente.

El aeropuerto de Barcelona sigue viento en popa

Mientras tanto, el pasado mes de febrero 3,03 millones de pasajeros pasaron por el aeropuerto de Barcelona-El Prat, el que supone un incremento del 8,3% respeto el mismo mes del año anterior. Es la primera vez que el aeródromo barcelonés supera los tres millones de pasajeros en el segundo mes del año. Así, en el que traemos de 2018, el aeropuerto acumula más de seis millones de viajeros (6.092.368), un 8,7% más que en los dos primeros meses de 2016. Del total, los pasajeros de quieres nacionales han crecido un 10% mientras que los de quieres internacionales lo han hecho un 7,6%.

En cuanto a las operaciones, en febrero se situaron en las 21.348 entre despegues y aterrizajes, un 5,8% más, con un incremento más significativo, concretamente del 7,2%, de los vuelos internacionales. En el cómputo del año, las operaciones superan las 43.000, el que supone un incremento del 6,6%. En febrero el aeropuerto del Prat ha crecido por debajo del de Barajas, que ha registrado un 9,3% más de viajeros respeto el mismo mes del año anterior. De este modo, el aeropuerto madrileño, con 3,9 millones de viajeros, supera en casi un millón el catalán.

Por el que respeta a la carga transportada, en febrero continuó creciendo (+10,5%) hasta situarse en las 11.799 toneladas. Entre enero y febrero ya se han transportado más de 24.000, un 14,5% que un año atrás.